sábado, 28 de enero de 2017

Gilbert Kane, el primer pasajero



John Hurt, que murió ayer, era, probablemente, mi actor favorito.



Mis 5 películas preferidas de Hurt fueron: El expreso de medianoche (Alan Parker, 1978) Alien, el octavo pasajero (Ridley Scott, 1979), El hombre elefante (Lynch, 1980) , 1984 (Radford, 1984) y un filme muy maltratado por sus productores, que resultó ser la última obra de Sam Peckimpah, que tenía un plantel inmenso, ecos de Perros de paja, un guión potente y una traducción pésima ("Clave omega"), que en su concepción original se llamó The Osterman Weekend, 1983.







En Alien, el octavo pasajero Hurt interpretaba a Gilbert Kane, un tipo simpático, de trato fácil, que no causaba problemas y que moría por culpa de un monstruo que había anidado repentinamente en él.

Le dedique a Hurt (concretamente a su personaje de Gilbert Kane) y a Harry Dean Stanton un poema a propósito del estupor, Donald Rumsfeld, Alien, el mal, los monstruos que anidan en el interior de nosotros, Max Weber y el problema filosófico de la teodicea que se incluyó en la versión revisitada de Una casa holandesa. Aforismos en Word, poemas con auto-reverse (Valencia, Ediciones Canibaal, 2016).






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada